Casa VII

Esta Casa VII se opone a la Casa I en la medida en que se asocia con el otro, con los otros y con nuestras relaciones con él o ellos, que pueden ser a nivel profesional o de interés, así como de parejas. Esta casa también tiene relación con lo que nosotros vemos, o deseamos ver, en nuestra pareja, el reconocimiento de nuestro propio yo a través del reconocimiento y aceptación del otro, lo que a su vez implica que aceptamos renunciar en cierto modo a nuestra individualidad (Casa I) para abrirnos a la universalidad (Casa VII). Aceptamos que no todo gira alrededor de nuestras necesidades y de nuestra propia forma de ver, sino que existen otras personas con las que podemos interactuar. Es la renuncia del yo para comprometerse con el nosotros.

Compartir:
Blinklist Barrapunto Fresqui Delicious Meneame Digg Twitter Facebook

También puedes consultar...